Categorías

Entidad adherida a Confianza Online

PATINETES

Un hoverboard es una plataforma con dos ruedas y dos espacios para poner los pies, que funciona con una batería recargable de litio. Gracias a ella, esta máquina puede desplazarse a una velocidad superior a los 10 kilómetros por hora. En su interior, una serie de sensores llamados giróscopos captan las variaciones en el peso de la persona que lo...

Un hoverboard es una plataforma con dos ruedas y dos espacios para poner los pies, que funciona con una batería recargable de litio. Gracias a ella, esta máquina puede desplazarse a una velocidad superior a los 10 kilómetros por hora. En su interior, una serie de sensores llamados giróscopos captan las variaciones en el peso de la persona que lo conduce, y mantienen el equilibrio. El movimiento se controla con los pies, presionando delante, detrás o hacia los lados, según hacia dónde se quiera desplazar. Aunque los originales no lo llevan, existen modelos dotados de manillar.

La tecnología que emplean para funcionar es la misma que se utilizan en las plataformas con manillar Segways, utilizadas en centros comerciales, como transporte turístico o por la Policía.

Manejar uno de estos scooters eléctricos de dos ruedas es mucho más sencillo de lo que parece. Basta con echar el cuerpo hacia delante para avanzar, echarlo hacia atrás para frenar y para ir marcha atrás, y cambiar el peso de una pierna a otra para girar.

Las especificaciones varían según el modelo, pero el peso máximo con el que funcionan generalmente suele ser de 120 kilos. Alcanzan una velocidad de entre 12 y 18 km/h. Con la batería completamente cargada, pueden recorrer una distancia de entre 15 y 45 km, según la persona y el tipo de terreno. Lo habitual es que el tiempo de recarga sea de entre una y dos horas, pero los modelos con mayor autonomía pueden necesitar hasta seis.

La velocidad que puede alcanzar el scooter y la autonomía que ofrece son aspectos esenciales a la hora de decantarse por un modelo u otro. Procura que no corra demasiado si es para un niño, y que la batería dure lo máximo posible y no tarde mucho en cargarse de nuevo.

El peso de tu ‘hoverboard’ también es importante, porque no todo el tiempo irás subido sobre él, sino que tendrás que cargarlo. Si pesa más de 12-15 kilos, busca uno que incluya una bolsa para transportarlo.

Más

PATINETES baratos de marca - ahorre hasta un 50%

new

¡Ideal para tus desplazamientos!Patinete Eléctrico YOUIN YOU-GO L, Plegable, Rueda 8", Color Negro

299 299 €
Sólo en línea
new

¡Ideal para tus desplazamientos!Patinete, YOUGO XL PRO 10", potencia 350 W, autonomia 50kg

379 379 €
Sólo en línea
new

¡Ideal para tus deplazamientos cortos!Patinete Eléctrico YOUIN YOU-GO M, Plegable, Rueda 8", Color Negro

199 199 €
Sólo en línea
new

¡Ideal para los niños!Patinete Eléctrico YOUIN YOU-GO S, 80W, 6Km/H Máx, Color Negro

89 89 €
Sólo en línea

Un hoverboard es una plataforma con dos ruedas y dos espacios para poner los pies, que funciona con una batería recargable de litio. Gracias a ella, esta máquina puede desplazarse a una velocidad superior a los 10 kilómetros por hora. En su interior, una serie de sensores llamados giróscopos captan las variaciones en el peso de la persona que lo conduce, y mantienen el equilibrio. El movimiento se controla con los pies, presionando delante, detrás o hacia los lados, según hacia dónde se quiera desplazar. Aunque los originales no lo llevan, existen modelos dotados de manillar.

La tecnología que emplean para funcionar es la misma que se utilizan en las plataformas con manillar Segways, utilizadas en centros comerciales, como transporte turístico o por la Policía.

Manejar uno de estos scooters eléctricos de dos ruedas es mucho más sencillo de lo que parece. Basta con echar el cuerpo hacia delante para avanzar, echarlo hacia atrás para frenar y para ir marcha atrás, y cambiar el peso de una pierna a otra para girar.

Las especificaciones varían según el modelo, pero el peso máximo con el que funcionan generalmente suele ser de 120 kilos. Alcanzan una velocidad de entre 12 y 18 km/h. Con la batería completamente cargada, pueden recorrer una distancia de entre 15 y 45 km, según la persona y el tipo de terreno. Lo habitual es que el tiempo de recarga sea de entre una y dos horas, pero los modelos con mayor autonomía pueden necesitar hasta seis.

La velocidad que puede alcanzar el scooter y la autonomía que ofrece son aspectos esenciales a la hora de decantarse por un modelo u otro. Procura que no corra demasiado si es para un niño, y que la batería dure lo máximo posible y no tarde mucho en cargarse de nuevo.

El peso de tu ‘hoverboard’ también es importante, porque no todo el tiempo irás subido sobre él, sino que tendrás que cargarlo. Si pesa más de 12-15 kilos, busca uno que incluya una bolsa para transportarlo.